Familias Seguras para los Niños

Una red de apoyo para familias en crisis

Vuélvase una Familia Anfitriona

Vuélvase un Mentor Familiar

Vuélvase un Mentor de Mamás

Vuélvase un Mentor Familiar

Familia Seguras para los Niños es un programa nacional basado en evidencia que tiene como objetivo reducir el abuso infantil rodeando a las familias en crisis de una comunidad solidaria y compasiva. Familias Seguras es implementado localmente por Cristianos Defensores de Familias (CAFA por sus siglas en inglés), e involucra a las comunidades de fe para ayudar a satisfacer las necesidades de las familias vulnerables. A través de voluntarios dedicados y capacitados, Familias Seguras aloja temporalmente a niños en hogares en todo el Condado de Lane y proporciona una red de apoyo a las familias en crisis mientras se recuperan.

Todos los voluntarios están capacitados y tienen verificados sus antecedentes, pero Familias Seguras no cree que sea necesario un título en una profesión de ayuda para hacer una gran diferencia en las vidas de los niños de nuestra comunidad. ¿Tienes espacio? ¿O pasión por las personas? ¡Eso es suficiente para empezar!

Los mentores familiares ayudan en el camino de un padre para navegar y superar su crisis. Como mentor familiar, usted:

  • Trabaja cercanamente en colaboración con el personal de Familias Seguras para proporcionar recursos y referencias de la comunidad a familias en crisis.
  • Da orientación y apoyo para facilitar la relación entre una familia anfitriona y la familia en crisis.

Para convertirse en un mentor familiar, comience por completar esta aplicación.

¿Qué son Familias Seguras?

Familias Seguras para los Niños del Condado de Lane busca “Hacer un Mugar Más Seguro para los Niños” reclutando y capacitando a las familias anfitrionas para que brinden cuidados de relevo a los niños cuyas familias están experimentando una emergencia temporal.

El objetivo del programa es involucrar a la comunidad para satisfacer las necesidades inmediatas de un niño a través del cuidado de relevo, de modo que se pueda mantener la unidad familiar y no sea necesaria la intervención de Bienestar Infantil para mantener al niño seguro.

FAMILIAS SEGURAS: LA HISTORIA DE TIA